Campaña EPISxTEA

RETO CONSEGUIDO!

#EPISxTEA: porque las personas con autismo no entienden de distancias de seguridad, protejámoslos del COVID19

Bajo el lema «#EPISxTEA: porque no entienden de distancias de seguridad», la Fundación Congost Autismo impulsó una campaña de captación de fondos para hacer frente a gastos excepcionales para la adquisición de mascarillas, batas y soluciones hidroalcohólicas, elementos imprescindibles para proteger a los usuarios de la red de servicios de autismo la garriga y los profesionales que los atienden, de la COVID19.

Es difícil no poder abrazar las personas que quieres cuando las tienes al borde. Pero es el hemos tenido que hacer, por responsabilidad, por solidaridad, por la salud de todos, para luchar contra la COVID19. Julia, Sergio y sus compañeros de autismo la garriga no entienden de distancias de seguridad. Están gravemente afectados por el autismo. Los equipamientos de protección individual son el elemento imprescindible para ellos y para los profesionales que los atienden.

 

El reto era conseguir 12.626 €, de los que se han conseguido 4.130 € a través de la plataforma Migranodearena.org, 5.000 € gracias a la Fundación Banco Santander, y 2.150 € por donativos de particulares que han llegado directamente a través de nuestros canales habituales. El importe restante se cubrirá con fondos propios.

   

Desde autismo la garriga, queremos dar las GRACIAS a todas aquellas personas que han colaborado haciendo donativos y haciendo difusión de la iniciativa, así como a todas las personas y entidades que han dado material, como la asociación Puente China, las empresas Lucta, COEMMO y Logolate, la Confederación Autismo España, el ayuntamiento de la Garriga, el Consejo para la República, la farmacia Suñol, el CAP de la Garriga, el Colegio de Médicos de Barcelona, Sanitarios por la República, el grupo de Costureras solidarias de la Garriga y de Lliçà de Munt, OpenArms, la pastelería San Jorge de la Ametlla del Vallès, T-Bikes, familiares de los residentes en hogar Cae Blanco y hogar Cottet, y muchos más. Sus aportaciones van directamente a proteger la vida de personas con autismo y la de los profesionales que las atienden.